28 enero 2016

Con mis manos e influencias de la India

En el mes de Octubre viajé a la India, a la zona de Rajastán.Fue un viaje cargado de sentimientos encontrados y emociones, pero sin duda un gran viaje en el que crecí personal y emocionalmente, en el que mis valores entraron en una coctelera justo antes de agitarla. Unos salieron en forma de nuevos valores, otros hechos a pedacitos y alguno que otro permaneció intacto.

A todos los que formaron parte de la aventura, gracias. Pero sobretodo, el GRACIAS más grande para mi amor, por animarme a viajar y enseñarme a ser mejor persona. 

La India es otro mundo ( podría escribir un millón de líneas sobre ello pero voy a centrarme en lo que atañe a este blog),  un mundo lleno de color, país por excelencia de telas  preciosas, de brillos, de arco iris en forma de tejidos,  de artesanía, de trabajos manuales.

Tenía un encargo desde casa,  debía hacerme con un elefante que tuviera la trompa hacia arriba.

El elefante como amuleto tiene una procedencia hindú y surge de la leyenda de Ganesha, el Dios con cabeza de elefante del panteón hindú, quien era hijo del dios Siva y la diosa Parvati. 
Por esta leyenda, las figurillas de elefante en su forma animal están tan estrechamente relacionadas con la protección del hogar y de la familia. Para que el amuleto dé buena suerte, la figura del elefante tiene que adoptar una postura determinada: de pie, en posición de marcha y con la trompa levantada y doblada hacia atrás. La trompa levantada impide que la buena suerte se escape y se vaya hacia abajo desapareciendo, además, el que lleve al elefante será bendecido con riqueza, trabajo y buena memoria.
Una India sin elefantes es simplemente inimaginable.

Encontré un elefante tallado a mano en madera muy bonito, por supuesto con su trompa hacia arriba, así es que lo compré para el encargo español.

Un día,  cuando ya tenía el elefante que me habían encargado, encontramos una pequeña tienda en el centro de Jodhpur, donde vendían elefantes entre otro tipo de animales y artículos hechos a mano en  tela. 
Todo en aquella tiendecita era precioso! Se sentía el mimo en ella. Cuando entramos, le dependienta, que resultó ser voluntaria de Sambhali , nos explicó que todos los productos que allí vendían era para recaudar dinero para esa organización, sin ánimo de lucro, que se dedicaba a fomentar el desarrollo y crecimiento de mujeres y niñas en la zona de Rajastán, en la India. Todos los artículos eran hechos a mano por mujeres y chicas de allí.
Entre lo bonitos que eran los elefantes y la buena causa no pude resistir la tentación y compré un elefantito la mar de bonito. 

Mientras veía las cositas que allí vendían mi cerebro se trasladaba a España y me sentaba a coser elefantes como esos, así es que a los pocos días de aterrizar saqué mi caja  de telas y mi preciada caja de abalorios y me puse manos a la obra a hacer mis primeros elefantes. Los adorné como si tuvieran que salir en el famoso Festival de Elefantes Pintados de Jaipur.
Tienen un tamaño de unos 20cmX30cm y mi favorito es el de color rosa. Son muy entretenidos de crear ya que permite jugar con los colores y darles forma.

Si os animáis a hacerlos y tenéis alguna duda podéis escribirme . Os dejo el patrón en este post.

Os recomiendo que veáis este vídeo de la Fundación Sambhali, detallan el trabajo que hacen con las mujeres indias y plasma muy bien la realidad y el día a día de la India.

Espero os haya parecido interesante esta entrada. Aquí os muestro las fotos de lo que hice con mis manos e influencias de la India. 




Elefante hecho a mano en India Sambhali.

Este es el elefante que compré en la tiendecita en Jodhpur.

Bonito, verdad?




Mujeres cosiendo en la Fundación Sambhali.








Aquí os muestro los que yo hice.

Mi favorito


La parejita







Patrón elefante


¡Hasta pronto!










2 comentarios:

  1. Me encantó viajar contigo amor y me encanta tu creatividad <3 Gracias por el elefante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada ! Por muchos viajes más juntos ! :)

      Eliminar

Puedes dejar tus huellas en forma de palabras, así sabré que has pasado por aquí! :-)